Desinfección de joyas

Desinfección de joyas en época de coronavirus

En estas últimas semanas de tantos cambios, una joya, a pesar de ser uno de los objetos de nuestro entorno cotidiano más fácil de desinfectar, sigue generando dudas, así que hoy queremos ayudaros con más información sobre desinfección de nuestras joyas.

Calidad y garantía:
Antes de nada, en el momento de comprar una joya, para estar tranquilos, a posteriori, debemos estar seguros de su calidad, origen y garantía.
Galicia Calidade es un organismo oficial, de la Xunta, que ampara a varios talleres de joyería de Galicia, garantizando el origen 100% gallego de sus colecciones de joyas, así como una calidad excelente, que cumple los parámetros definidos por el Colexio Oficial de Xoiaría de Galicia.

Ardentia se beneficia de este amparo desde el año 2012.

Oficialidad:
Cualquier joya en plata debe pasar por un Laboratorio oficial de contrastación de metales preciosos, que certifique con el punzón correspondiente, la Ley de la plata (en nuestro caso la Ley 925: aleación del 92,5% de plata pura) y la autoría por un taller legalmente constituido y registrado.

Todas las joyas de nuestras colecciones llevan el contraste oficial de ese laboratorio junto con el de nuestra marca, registrado en la OEMP.

La calidad, oficialidad y la garantía de una joya nos permiten estar seguros de la manera de limpiarla y desinfectarla.

Desinfección con alcohol:
Todas nuestras joyas están realizadas en plata de Ley 925 (aunque con distintos acabados) y, por lo tanto, se pueden limpiar consiguiendo una desinfección efectiva contra el coronavirus, con alcohol propílico de 70º.

Desinfección con peróxido de hidrógeno:
Para limpiar las joyas con perlas, no se debe utilizar alcohol y aconsejamos una solución de peróxido de hidrógeno (disolución al 5% de agua oxigenada: 50ml de agua oxigenada en un litro de agua). Aplicar este compuesto suavemente para no dañar la perla.
Esta solución también es práctica para desinfectar nuestras joyas con acabado chapado en oro, galvanizado o con esmalte al fuego.

Desinfección con lejía:
Nunca se debe utilizar lejía
en contacto con la plata, ya que provocaría una oxidación (sulfuración) de la plata.

Rayos UV:
En el caso de los rayos UV-A, que se venden estos días como desinfectantes portátiles, no son eficaces contra el coronavirus. Son eficaces para limpiar las joyas, pero no para la desinfección del coronavirus. Los rayos UV-C sí son eficaces para desinfectar este tipo de virus, pero no se pueden usar en presencia de personas, por su peligrosidad.

Ozono:
Lo mismo pasa con las pulverizaciones de ozono, que pueden purificar muy bien un ambiente, pero para llegar a ser desinfectantes deberían estar en tan altas concentraciones que serían peligrosas para personas.

 

Tags: