Unos pendientes Compostela 930

 

Nuestra tienda propia ArdentiaVigo está en el Camino de Santiago portugués y aprovechamos para recordar que en ella sellamos tanto las credenciales en papel como las de la app oficial del Camino.

Lo que os queremos contar hoy tiene que ver con el Camino y con una experiencia que acabamos de vivir en nuestro taller.

Por todos los Caminos de Santiago tenemos a varios clientes profesionales que venden joyas nuestras (Ardentia y Celtia Orfebres) a sus clientes peregrinos.

Una de esas tiendas es la Oficina del Peregrino, en Santiago de Compostela.

Una peregrina alemana, al llegar a Santiago, se compró en esta oficina unos pendientes nuestros, de la colección Compostela 930 (Celtia Orfebres). Al volver a su país, los perdió. Les tenía tanto cariño que su hija buscó por Internet, desde Alemania, dónde comprar otros.

Nos encontró en Facebook y nos mandó la consulta con la foto de los pendientes.

Inmediatamente, nos pusimos manos a la obra:
1) para traducir su consulta, que nos llegó en alemán...
2) para confirmarle que teníamos un par de pendientes disponible
3) para activarlos en nuestra tienda online y que los pudiese comprar con toda seguridad, por nuestra plataforma de pago

Ya están llegando a su destino los nuevos pendientes que reemplazarán los que se perdieron.

De esta anécdota nos gustaría que te quedases con que si no encuentras lo que buscas, te lo hacemos.

No se trata de una frase hecha, es nuestro día a día.

Gracias a todas y todos por confiar en el trabajo de nuestro equipo.

 

Tags: