Es el momento de hablar de la persona que ha creado Ardentia y que nutre cada día todo el engranaje de este taller, compuesto por un equipo estable de 8 personas.

En el año 1988, Luis González tenía 21 años y ya llevaba unos cuantos años haciendo sus pinitos en joyería artesana... Cuando estaba en el Instituto ya hacía las pulseras que se vendían para recaudar fondos para la excursión de fin de curso...

1988 es el año de su primera participación en Mostrart, la feria de artesanía de Galicia, que tiene lugar cada verano en los Jardines de Méndez Núñez de A Coruña. Este acontecimiento ha acompañado a Luis y a Ardentia cada verano. Los clientes habituales bien lo saben. :) Aprovechamos para mandarles un saludo y profundo agradecimiento desde aquí.

Entonces, en agosto de 1988, el éxito de las joyas presentadas por Luis es importante y es lo que le convence para ampliar su taller, primero en A Coruña, luego en Santa Cruz y después en Bergondo, dónde sigue actualmente.

Luis es optimista y emprendedor. Siempre está dispuesto a acometer cualquier nuevo proceso, pensando en cómo mejorar los puestos de trabajo y sobre todo las joyas, desde el momento de su creación, pasando por su realización, hasta el acabado y la presentación final.

Luis es, evidentemente, el alma de Ardentia y de sus joyas.
Coruñés hasta la médula, este artista sensible y responsable está siempre en la vanguardia y no duda en recorrer el mundo, en moto, en caravana o en avión, si sospecha que esto conllevará una mejora posible en el trabajo del equipo de Ardentia y en sus joyas.

Además, comprometido con el sector artesano y, sobre todo de la joyería, lleva muchísimos años formando parte de directivas de colectivos del sector, como por ejemplo la de la Asociación Galega de Artesáns o del Colexio Oficial de Xoiaría de Galicia.

Etiquetas: