Proceso de pasivado

Ya estamos con la fase beta de implantación del nuevo proceso de pasivado para las joyas de nuestras colecciones.

En estas semanas, realizamos las últimas pruebas para que todo esté listo el 1 de marzo de este 2018. A partir de esa fecha, las joyas que salgan de nuestro taller llevarán un patinado químico, que no provoca ningún tipo de reacciones alérgicas ni modifica las características de nuestros diseños, pero que sí proporciona una protección total. Este nuevo proceso de acabado es el resultado de muchos meses de pruebas en nuestro taller, especialmente con aquellas piezas de nuestras colecciones que presentan el acabado mate que tanto nos gusta utilizar en nuestros diseños y que a veces tantas dudas suele producir en nuestros clientes profesionales, a la hora de hacer los pedidos para sus establecimientos.

El proceso químico del pasivado protege de la oxidación natural de la plata mediante una capa inapreciable, sin afectar al brillo ni al acabado de las piezas.
La capa externa de suciedad de la plata, sin pasivado, es en realidad una oxidación que se forma habitualmente por una asociación del metal (en nuestro caso, la plata de Ley) con el oxígeno del aire y que se potencia en situaciones como la cercanía del mar del punto de venta, el exceso de calor por el uso de luz halógena en vitrinas, el contacto con la piel, etc.

Recordamos que, al igual que todos los procesos de trabajo que realizamos en Ardentia, este nuevo proceso está enfocado a aumentar la calidad de nuestras joyas, dándoles en este caso un mejor servicio a nuestros clientes, al reducir el mantenimiento de las joyas por los efectos normales de su envejecimiento u oxidación.

Etiquetas: