El azabache es un lignito compacto

El azabache es un lignito compacto, envuelto en un halo de misterio, al que se atribuyen cualidades mágicas y contra el mal de ojo.

Formado hace 65 millones de años, es suave al tacto, ligero y bastante blando.

Se ha utilizado desde la antigüedad como joya o amuleto por su facilidad para ser tallado y por el intenso brillo que coge al ser pulido y que se mantiene con el paso del tiempo.

Las joyas de azabache han sido muy apreciadas por diferentes civilizaciones antiguas, encontrándose incluso vestigios en algunas cuevas o túmulos neolíticos. En todas ellas se le otorgaba un carácter protector contra todo mal, y ha llegado hasta nuestros días como talismán usado por los peregrinos del Camino de Santiago.

En nuestro taller utilizamos azabache para la realización de algunas de nuestras joyas, por la calidez y contraste que ofrece al ser combinado con la plata de Ley.

Recuerda que detrás de una joya Ardentia siempre hay al menos una persona que ha puesto su tiempo y su oficio para materializarla.

El anillo de la foto es de nuestra colección Enova.

Etiquetas: