13 de septiembre: día internacional del chocolate

Hoy, martes 13 de septiembre, se celebra el día internacional del chocolate.

En Ardentia hacemos joyas, no tabletas de chocolate ;), sin embargo, uno de nuestros acabados es el galvanizado chocolate, así que hoy queremos recordar en qué consiste este acabado y celebrar este día especial.

Tenemos claro que celebraremos este día tomándonos un auténtico Mousse de chocolate, pero por aquí empezamos con la técnica...

El galvanizado es un proceso electroquímico por el cual se puede recubrir un metal con una ligera capa de otro metal, o de protuctos especialmente desarrollados para ello, como los baños de cerámica.
En el acabado galvanizado chocolate, trabajamos nanocerámica. Ojo, no es chocolate comestible. Lo comentamos por si acaso... ;)
La función general del proceso de galvanizado es la de proteger la superficie del metal o la de cambiar su apariencia (acabado).

Para la realización del acabado galvanizado, usamos una máquina de galvanotecnia, especialmente desarrollada para la joyería, completamente equipada para ello, además de los procesos previos, como la limpieza de la pieza por ultrasonido y el desengrase mediante sales.

Conectadas mediante un hilo de cobre que conduce la corriente eléctrica, nuestras joyas pasan por varios recipientes con diferentes líquidos antes de realizar el baño final.
Cada proceso exige un voltaje distinto, un rango de tensión diferente y también distintos periodos de tiempos en los que mantener sumergidas las joyas. ¿No os suena esto a receta de repostería? ;)

El resultado del acabado galvanizado es, por lo tanto, como en la realización del Mousse de chocolate, totalmente dependiente de la exacta y minuciosa realización de cada etapa de la receta.
El resultado final son unas joyas glamurosas, deliciosas,  con un acabado especial y diferente... que se puede encontrar en las colecciones Oslo (el brazalete de la foto que encabeza este comunicado), Fíos, Nasa, Anémona...

 

 

 

Etiquetas: